Seguramente muchos de vosotros este verano participaréis en algún campamento internacional.

Este año no toca Roverway, pero Jamborees y encuentros internacionales hay a mansalva.

Así que es más que probable que en un mes estéis zarpando mares o cruzando países por las nubes.

Y también es probable que para algunos sea la primera vez que realizáis un campamento de estas características.

Es por eso que os damos algunos consejos…

1. “Do you speak english? Yes, of course!”

“O, bueno, lo intento…”

Seguramente ya estaréis avisados: lo más común es que la lengua de comunicación sea el inglés.

Si os cuesta hablarlo, preparaos y poneos las pilas antes de partir.

Aquí hablábamos de cómo aprendemos idiomas los scouts.

Si lo habláis pero os da corte hablarlo… quitaos esta idea de la cabeza.

Os estáis comunicando con una lengua que no es la vuestra, obviamente cometeréis errores, ¿y qué? De los errores se aprende.

Y ya que estamos, también podéis echar un vistazo a este artículo donde publicamos una lista de vocabulario.

2. Cuánta gente, qué vergüenza… Me voy por el mismo camino que he llegado

Esto no está hecho para mí…

¿Qué digo? ¿Qué hago? ¿Me acerco a un grupo y empiezo a charlar con ellos?

A no ser que seas un experto en relaciones públicas, el primer encuentro con el resto de scouts suele ser impactante.

Primero relájate, take it easy!, como suelen decir.

Y después piensa que si decidiste venir a este campa, entre otras cosas era para conocer a gente, ¿no?

Los primeros momentos siempre cuestan, pero todos estamos igual y no son los peores.

3. Yo me quedo con los de mi grupo, que ya los conozco y nos entendemos cuando hablamos

Mal.

Igual esto de acercarte a otros scouts no te ha salido del todo bien.

Todos tienen un nivelón de inglés y cuando intento entrar en una conversación voy más perdido que un pulpo en un garaje.

Propón un juego. O algo para romper el hielo.

Seguro que os lo pasáis bien y reís a carcajadas.

Y ya sabéis que una sonrisa significa lo mismo en todos los idiomas.

4. Y ahora me dejan solo con un francés, un húngaro y un sueco.

Mejor, aprovecha para presentarte y descubrir con quién pasarás los próximos días.

Además, piensa que hay un montón de actividades pensadas para vosotros, para conoceros, para intercambiar experiencias, para vivir nuevas, para conocer el escultismo de otros países…

5. No me quiero ir, no me quiero ir

¿Qué decíais? ¿Que los primeros momentos son los peores?

Efectivy Wonder: los peores momentos son los de la despedida, cuando tienes que decir un see you later (porque goodbye no mola) a esta nueva familia internacional que has creado.

Esto es, quizás, lo que más cuesta.

Pero ya sabéis que todo problema tiene solución. Y si no tiene solución, es que no es un problema.

Solución: intercambio de mail, facebook, teléfono, dirección postal; proponer un encuentro para los próximos campas; invitarlos a visitar vuestra ciudad; hacer skypes…

Actualmente el mundo se está haciendo cada vez más pequeño, seguro que no os será nada difícil mantener el contacto.

Foto vía OMMS