El 23 y 24 de febrero, los lobecos de los Grupos Scouts Ahadi y Nyeri de A Coruña realizamos una acampada conjunta.

El lugar elegido fue Sobrado, más conocido como “Sobrado dos Monxes” (Sobrado de los Monjes) ya que lo más característico de él es su gran Monasterio, donde pasamos estos dos días.

Llegamos el sábado bien pronto, tras poco más de una hora de autobús.

Comimos algo para reponer fuerzas y empezamos con unos juegos de presentación, ya que la mayoría de los lobecos no conocían a los del otro grupo.

¿Después? Comida todos juntos, ya en el comedor bien calentitos.

Por la tarde, Pepe, uno de los monjes del Monasterio, nos hizo una visita guiada por toda la zona interior, donde aprendimos muchos de los secretos que esconde este lugar.

Los lobecos aprovecharon esta visita y la sabiduría de Pepe para resolver unas preguntas que les habíamos planteado previamente.

Y tras conocer el Monasterio, ¡tocaba conocer el entorno!

Las dos Manadas salieron a las calles de Sobrado para preguntarle a la gente de a pie cosas acerca del pueblo.

¡En esta actividad confirmamos que los habitantes de Sobrado son muy majos!

Después de esta tarde de visitas y preguntas, llegó un momento de reflexión, ya que nos encontramos en la Cuaresma.

Los lobecos hicieron una dinámica e la que se les entregaron prendas de ropa de cartulina donde tuvieron que escribir una reflexión acerca de su conducta y de las cosas que quieren mejorar de cara a Semana Santa, las cuales colgarían en un tendal para compartirlas con el resto.

Tras unos riquísimos espaguetis con salchichas de cena, llegó el momento de la velada, donde, en el interior del Monasterio, y únicamente con la iluminación de sus linternas, los lobecos tuvieron que encontrar un tesoro escondido en unas escaleras detrás del altar…

Costó un poco, pero finalmente lo consiguieron.

El primer día termina y, después de pasar mucho mucho frío, nos metimos en el saco para dormir hasta el día siguiente…

Este segundo día lo dedicamos a asistir a una misa en una de las capillas del Mosteiro y después, los Lobecos hicieron un juego de buscar pistas por la Laguna de Sobrado.

Tras encontrarlas, las juntaron y se encontraron con una historia real acerca de la Buena Jugada.

Y para finalizar, después de unas buenas lentejas, tocó recoger, limpiar y volver a casa,

¡Hasta el próximo trimestre donde viviremos otra aventura como esta o mejor!

Vía Grupo Scout Nyeri y Grupo Scout Ahadi