Durante el pasado fin de semana el Grupo Scout Stoas (A Coruña) pudo disfrutar del entorno de A Regueira y realizar distintas actividades todos juntos.

Tras un trimestre lleno de actividades semanales, la mayoría por unidades, llegó el momento de juntar a todo el grupo y sentirse como en casa, disfrutando de la “familia” que forman.

Todo comenzó el sábado 16, momento en el que partieron desde la estación de buses para A Regueira. Al llegar, montaron las tiendas y dieron por inaugurado nuestro fin de semana. Tras comer, llevaron a cabo distintas actividades encaminadas a trabajar la idea de grupo, el respeto en los turnos de palabra y el trabajo en equipo… También preparamos los ramos para la celebración del domingo.

Después de la cena llegó el turno de la estrategia y dos equipos se enfrentaron en el juego de “ El Hechicero”.

Llegó el domingo, desmontar las tiendas, ordenar las mochilas… pusieron el lugar en orden para la llegada de las familias. Empezaron a llegar los padres, abuelos…todos muy puntuales y con una sonrisa en la boca que hacía presagiar que venían con ganas de disfrutar como niños.

Cantaron algunas canciones y luego fuimos a la eucaristía del Domingo de Ramos. A continuación vino uno de los momentos claves del fin de semana: las promesas de las pioneiras (Cris y Nerea). Sus cartas social y personal, respectivamente, hicieron recordar las bases de nuestro movimiento y que con esfuerzo todo lo podemos conseguir.

Finalmente, el momento de disfrutar de la comida todos juntos, tuvieron que poner más mesas de las previstas…¡Eran un montón! Filetes, tortilla, empanada, ensalada de pasta, tostones… flan, piña, brownie, galletas… café… ¡Qué buena comilona!

El día jugaron al brilé familias contra responsables y niños. Ganaron las familias pero ya quedó pactada la revancha para el campamento de verano.

Y ya cuando el sol, que acompañó todo el fin de semana, empezó a calentar menos, decidieron levantar el campamento y despedir hasta el sábado 30 cuando retomarán las actividades.