Imaginaos un sendero que pasa entre grandes, gigantescos, ¡enormes! árboles y lleva el sello scout, pues el lugar está bautizado como ‘El Camino del árbol scout’ porque su descubridor es un scout.

La ruta se encuentra en uno de los mejores parques de secuoyas -algunas de ellas muy, muy antiguas-, con árboles de gran tamaño, ambiente tranquilo, arroyos refrescantes, cascadas, una sucesión de piscinas naturales… y todo esto en medio de colinas, barrancos y frondosos valles.

El camino es ideal para ser recorrido, no sólo por las vistas que ofrece y por la posibilidad de ver especies vegetales y animales únicas, sino también por la distancia -poco más de 4 kilómetros- y por las características del sendero, con sombras y, por tanto, poco caluroso.

Además, tiene un aparcamiento a la entrada que facilita su acceso.

Si queréis perderos por este bosque mágico, tendréis que viajar hasta California, concretamente al “Jedediah Smith Redwoods State Park”.

¡Así que ya sabéis!

¿Qué tal hacer una visita a los scouts californianos?

Vía American South West