Los pioneros (junto con sus respos, Rafa y Borja, y el gran guía del Camino, Juan Luis) salieron el pasado jueves, 2 de agosto, a las 22.15 de la noche (con 20 minutos de retraso, todo hay que decirlo) de la Estación de Autobuses de Jerez con destino Lugo, donde llegaron la mañana siguiente sobre las 11.30 de la mañana.

A continuación cogieron un bus con destino Sarria, desde donde el sábado empezaron su camino con destino Santiago.

Al llegar a Sarria se alojaron en el Albergue “Los Blasones”, del que han dicho que es una chulada.

La tarde la dedicaron al relax: visitaron el pueblo y fueron a misa para que el Santo les acompañe durante todo el Camino.

Además se identificaron como Caminantes del Camino de Santiago.

Noticias de ayer: Para la cena compartieron una gran olla de arroz con unos extranjeros, que según declaraciones: “No sabía a nada”, por lo que lo aliñaron con el relleno de los bocadillos (jamón, salchichón, tortilla…)]

La madrugada siguiente comenzó el trabajo duro… se acostaron a eso de las 21.30, para estar listos para salir a andar a las 6.45.

Durante su larga caminata de casi 23 km, desde Sarria hasta Portomarín, se encontraron con el mojón que marca los 100 km de distancia mínima para llegar a Santiago y conseguir la Compostela.

Sobre las 12.20 terminaron la Primera Etapa de su Camino y se alojaron en el Albergue de Portomarín, donde comieron, descansaron e hicieron la colada.

De momento, la anécdota estrella es que compartieron una gran olla de arroz con unos extranjeros y como, declaraciones literales, “no sabía a nada”, le añadieron el relleno de los bocadillos: jamón, salchichón, tortilla…

Les deseamos que los quilómetros que les quedan hasta la Plaza del Obradoiro estén llenos de aventuras, emociones y buenos momentos.

Podéis seguir sus experiencias en la página del Grupo Scout San Pablo.

¡Buen camino, peregrinos!

Vía Grupo Scout San Pablo