Los campamentos nos quedan tatuados en la memoria para siempre.

Ya pueden pasar los años que siempre recordaremos aquel momento en el que a Fulanito le cayó la pañoleta en la olla o a Menganito le entró un sapo en la mochila.

Y lo bueno es que no nos cansamos de recuperar estas anécdotas y contarlas una y otra vez.

Hasta las representamos como si de una obra de teatro se tratara, nos sabemos el “guión” a la perfección.

¿O no?

 

Ahora que muchos habéis regresado de estos días inolvidables, creemos que es un buen momento para escribir todas estas aventuras.

Por las redes sociales o bien porque algunos nos lo habéis contado personalmente, sabemos que vuestros campas han sido geniales.

Algunos habéis hecho campamentos volantes.

A más de uno os ha sorprendido la lluvia, teniendo que improvisar una buena solución a lo MacGyver style…

Y mil historias más.

Incluso hemos visto algunas fotos.

¡Pero queremos saber más!

Animaos a escribir vuestra crónica y nos la mandáis a comunicacion@scouts.es, la publicaremos en esta web para que todo el mundo la pueda leer.

Foto vía Grupo Scout Águila