Ante cualquier incendio, por pequeño que sea, tenéis que llamar al teléfono de emergencia 112.

En caso de no poder hacer la llamada, os desplazaréis a un lugar seguro o a la población más cercana.

No obstante, si os encontráis en medio del campo y os sorprende una columna de humo o fuego…

¿Cómo tenemos que actuar?

Ante todo, siempre tenemos que mantener la calma.

Así nos será más fácil llamar al 112 e informar sobre nuestra posición, posibles movimientos…

Y siempre de una forma clara y contundente para no saturar las líneas.

¿Cómo nos tenemos que proteger?

Nunca dentro de las tiendas (son inflamables), ni dentro de pozos, cuevas… allí el oxígeno se acaba más rápidamente.

Aunque haga mucho calor, nos cubriremos todo el cuerpo con ropa de tejido no artificial.

Intentaremos beber mucho líquido para evitar posibles deshidrataciones.

Si el fuego está muy cerca, nos tumbaremos al suelo y procuraremos cubrirnos con tierra.

Respiraremos lenta y profundamente y, si es posible, mojaremos un pañuelo con el que nos taparemos la cara.

¿Cómo huir?

Siempre en la dirección contraria al viento, fuego y al humo.

Nunca iremos montaña arriba, a no ser que se trate de una zona sin vegetación.

Evitad valles estrechos, barrancos, desfiladeros…

No abandonéis nunca un camino.

Si podéis, entrad a la zona que está quemada lo antes posible.

Vía “Anem Preparats”