Siguiendo el lema de forma literal: “Deja tu huella”, se propone que los scouts de cada grupo rellenen la Flor de Lis que viene marcada en el cartel con puntitos para que entre todos formen un bosque de huellas.

Una manera atractiva de trabajar este año el tema elegido ya que nunca debemos olvidar lo importante que es aprender jugando.