“El scout reconoce en la naturaleza la obra de Dios y la protege”

El Día de la Tierra es un día celebrado en muchos países el 22 de abril.

Aunque ya sabéis que nosotros, los millones y millones de scouts que habitamos el mundo, apostamos siempre por un planeta verde y vivo con, por ejemplo, el Programa Scout Mundial del Medio Ambiente.

¡Tomemos consciencia y digamos stop a la producción de contaminación y a tope con la conservación de la biodiversidad!

Es un día para rendir homenaje a nuestro planeta y reconocer a la Tierra como nuestro hogar.

El lema de este año es “Los árboles para la Tierra“.

¿Y eso por qué?

  • Los árboles ayudan a combatir el cambio climático

Absorben el exceso perjudicial de CO2 de nuestra atmósfera. De hecho, en un sólo año, media hectárea de árboles maduros absorbe la misma cantidad de CO2 producido por la conducción promedio de un automóvil, que es de unos 42.000 kilómetros.

  • Los árboles nos ayudan a respirar aire limpio

Los árboles absorben los olores y los gases contaminantes (óxidos de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono) y las partículas de filtro del aire atrapándolos en sus hojas y su corteza.

  • Los árboles nos ayudan a contrarrestar la pérdida de especies

Mediante la plantación de los árboles adecuados, podemos ayudar a contrarrestar la pérdida de especies, así como proporcionar una mayor conectividad del hábitat entre los fragmentos forestales regionales.

  • Los árboles ayudan a las comunidades y sus medios de vida

Los árboles ayudan a las comunidades a lograr la sostenibilidad económica y ambiental a largo plazo y proporcionar los alimentos, la energía y los ingresos.

 

¡Y mañana San Jorge!

¿Tenéis pensada alguna actividad para celebrar ambas cosas?

¿A qué nos mandaréis fotos y crónicas? ¡Siiiiií!

Vía Naciones Unidas