El proyecto de servicio en el que Scouts de Castilla y León – mSc está trabajando en cooperación con Pangea, Giving Smiles, ya está en marcha sobre el terreno de Katsikas, Grecia.

El día 11 de junio partieron los coordinadores del proyecto a preparar la logística básica para recibir al primer contingente de voluntarios.

El día a día en el campo de refugiados de Katsikas de normal es muy caótico.

En él todos los días hay que conciliar reuniones entre las distintas ONGs que confluyen en el campamento, así como lidiar con una comunidad de refugiados muy heterogénea, ya que se hallan en él multitud de etnias y nacionalidades, sumando la sensación de olvido institucional y la amenaza de un futuro incierto que, día tras día, nunca termina de llegar.

Dentro de ese caos ordenado que es un campo de refugiados, los voluntarios del proyecto Giving Smiles están a su misión y todos las días trabajan para que niños y jóvenes como tú tengan su momento como cualquier chaval de tu barrio.

Aunque debido a las circunstancias de un entorno tan complicado, todos los días es como empezar de cero.

Sabemos que a los voluntarios no se les ha borrado la sonrisa y que tienen claro que su objetivo, aunque alejado de la realidad y muy cercano a la utopía, sirve para sembrar a través de la crítica constructiva y que todos buscamos un mundo un poquito mas humano.

Junto con sus tareas cotidianas, el contingente está colaborando en otras propias de la gestión general del campamento, según se dan otras necesidades de importancia y urgencia.

Incluso se están desplazando a otros asentamientos cercanos en los cuales también hace falta apoyo puntual por falta de recursos humanos.

Por otro lado los grupos scouts, asociaciones amigas, así como muchas personas anónimas de Castilla y León y alrededores, tan importantes en este proyecto, se están dejando la piel para dar soporte a esta revolución positiva.

Hay acciones en todas las ciudades donde hay presencia de grupos scouts de SCyL-mSc, de las cuales destacamos hasta la fecha, conciertos solidarios, actividades de calle con recogida de materiales y donativos y otras tantas recogidas en el seno de los grupos scouts de la comunidad.

Gracias a ello el proyecto está mas cerca que lejos de cubrir su presupuesto y esperamos que pronto, todos esos materiales tan necesarios, recopilados por tantas personas que persiguen el mismo sueño, lleguen lo antes posible al campamento de Katsikas.

Dentro de los materiales que van a viajar, hay un regalo muy especial de la Coordinadora de Migrantes de Salamanca.

No lo vamos a desvelar todavía, pero seguro que a los chavales de la ludoteca de Katsikas les va a encantar, ya que se lo mandan la chavalería salmantina.

Ya ha regresado el primer contingente y está sobre el terreno.

Todos aprovechando lo que seguro es una experiencia que bien vale la pena, ya que servir es una opción y nuestra opción es aportar para que este mundo sea un poquito mas humano si se puede.

Vía Scouts de Castilla y León – MSC