El pasado sábado, la Tropa Dragones del Tigotan despegó del nido para emprender un vuelo que nada tuvo que ver con las alturas, sino con las calles de La Laguna.

Bicicletas, patinetas y patines les permitieron disfrutar de la conducción sobre dos ruedas.

Además de apasionante, es una forma diferente de relacionarse con el entorno y de aprender a respetarlo.

Para algunos rangers y monitores, esta fue su primera experiencia sobre este popular vehículo, cuyos orígenes nos remontan hasta las antiguas civilizaciones de Egipto, China e India.

Y así fue como nuestros dragones, bajo el lema “todo marcha sobre ruedas” conquistaron las calles, plazas y monumentos más emblemáticos de la ciudad lagunera.

Y llegaron… hasta al cielo infinito ¡y más allá!

 

Antes de emprender este viaje sobre ruedas, los Dragones del Tigotan repasaron estos consejos para ir en bici por la ciudad.

No está de más echarles un ojo.

Vía Grupo Scout Católico Tigotan