El diario ABC entrevista a Emilio Martín, responsable de Fe de Scouts de Castilla y León MSC y coordinador de la JMJ en la capital pucelana. Por H. Díaz.

Su experiencia en los scouts le convertió en la persona idónea para organizar a los cientos de jóvenes que han ofrecido su ayuda a la Diócesis de Valladolid estos días previos a la Jornada Mundial de la Juventud.

Este informático de 32 años es uno de los tres coordinadores de voluntarios que se afanan estos días en organizar todo “para que las actividades que se van a desempeñar estos días salgan a la perfección”. Una tarea que no entraña especial dificultad, aunque sí muchas horas de trabajo. “Lo más difícil es repartir los equipos de voluntarios porque todo el mundo que se ha ofrecido quiere trabajar, pero hay que ver realmente que la gente que has colocado en un grupo es capaz de hacer la tarea que le has encomendado”.

¿Qué le llevó a ofrecerse como voluntario?
Sobre todo fue el haber vivido otras Jornadas de la Juventud. Estuve en Toronto (Canadá) y en la de Colonia (Alemania), y en todas ví como la gente se volcaba con los peregrinos que veníamos desde muy lejos. Entonces sentí una hospitalidad increíble, y eso me ha llevado a implicarme lo máximo posible. Las JMJ siempre han sido algo de lo que he guardado muy buen recuerdo y al contar con la oportunidad de tener una «en casa» no podía hacer otra cosa que intentar devolver un poco de lo que me habían ofrecido en otros lados.

Sigue leyendo la entrevista aquí.