El encuentro formativo fue acompañado por el equipo de consiliarios de los cinco grupos eskauts de Herrialdea -Iñurri de Durango, Argizai de Galdakao, Kilimusi de la UP San Miguel-Orozko, Txispeleta de Mungia y Eskubeltz de Algorta-Getxo-, junto a Alex Alonso -consiliario diocesano de juventud- y Maite Morezuelas, responsable de pedagogía de fe en el movimiento eskaut, Esther Crespo –responsable de juventud de las Vicarías IV y V- no pudo acompañarles en esta ocasión.

La primera parte de la mañana se dedicó a reconocer los ámbitos en los que se desarrolla la opción creyente en el escultismo.

El resto del encuentro se distribuyó en diversos grupos según la “rama” –edad de los chavales- en la que realizan su labor.

Los organizadores explican que realizaron varias actividades prácticas y se plantearon las diversas posibilidades que tiene el propio grupo de monitores eskaut “para crecer en su fe personal y poder transmitirlo así a los niños, adolescentes y jóvenes de sus grupos”.

Por otra parte, ofrecieron diversos medios y materiales de pedagogía de la fe que pueden utilizarse en su tarea educativa.

Salgo contenta, ha sido una buena experiencia, me ha servido como seguidora de Jesús y me ha aportado posibilidades para acompañar a los chavales de mi grupo, una dificultad que muchas veces tengo como monitora“, decía una de las asistentes tras el encuentro.

Vía: Inurri Eskaut Taldea
Fotografía: Scouts MSC