A las 11:00 de la mañana del sábado 16 de febrero, la base del Grupo Scout Ronsel en Sada se llenó de lobecos, rangers y rutas que vestían pantalones vaqueros, camisas a cuadros e incluso gorros de paja.

Pero nuestro disfraz no estaba ni mucho menos terminado, así que dedicamos la mañana a hacer talleres de nudos, corte y confección para fabricar los chalecos, cuellos, puños y gorros que un buen espantapájaros merece.

Los lobecos estuvieron trabajando con estopa para preparar cuellos y puños que simularan paja.

Los rangers, por su parte, aprendieron a utilizar el hilo y la aguja para confeccionar unos divertidos chalecos de tela de saco con muchos remiendos de colores.

Después, unos y otros recogieron hojas de la calle para decorar los gorros de paja que había traído de casa.

Después de que el buen tiempo nos dejase disfrutar de una comida al aire libre, volvimos a la base para enfundarnos en nuestros disfraces y bajar a la Fiesta de la Filloa que organiza el Ayuntamiento de Sada.

Allí, los rutas montaron un stand informativo sobre el escutismo y el Grupo Scout Ronsel al que se acercaron algunos curiosos interesados en nuestras actividades.

Mientras tanto, los lobecos y rangers organizaron diversos juegos en el exterior de la carpa de la fiesta, invitando a los niños del pueblo a jugar con ellos y dejándose ver entre las muchas personas que se acercaron a la fiesta a disfrutar de las ricas filloas…

¡Una jornada bien completa y divertida!

Vía Grupo Scout Ronsel