“Como todos los años, los Alhoios celebramos por todo lo alto el final de otro curso en la historia del grupo.

Esta vez nos decantamos por visitar Vilanova de Cerveira, ciudad portuguesa a las orillas del río Miño.

La aventura empezó a primera hora en el camino, cogiendo un tren en la estación de Valença, población colindante con Tui, donde quedamos con las familias.

El viaje duró tan sólo 15 minutos, dejando a los lobecos con ganas del tren de vuelta.

Vilanova de Cerveira, famosa por sus espacios verdes dedicados a actividades de ocio, nos permitió realizar un montón de actividades dirigidas por los distintos responsables.

El grupo disfrutó de un día repleto de aventuras, escalada, minigolf, juegos de agua, así como varios juegos colectivos que sirvieron para conocernos mejor.

Dichas actividades fueron dirigidas tanto a los scouts como a sus padres y madres, familiares y amigos, todos ellos invitados de honor al fin de curso de los scouts tudenses.

A la vuelta nos despedimos con ganas de más.”