Hace unos días llegó a Jerez la Cruz de los Jóvenes con motivo de la JMJ, ¿cómo lo vivió?

Por un lado con la preocupación de que todo saliera bien y que el mayor número de personas pudieran acercarse tanto a la Cruz como al Icono. Por otro, muy intensamente por todo lo que representan. Lo más emocionante fue el momento de oración con las Hermanas de Belén en la Cartuja.

Se espera la llegada de unos 4.000 jóvenes en agosto por el evento, ¿Jerez está preparada para recibirlos?

El grupo de sacerdotes que coordina el evento está trabajando activamente junto con los distintos ayuntamientos de la Diócesis, la policía, entre otros, para que todo esté preparado cuando llegue el momento. Son más de 400 los voluntarios que colaboramos para que quienes nos visiten se encuentren como en casa.

De las fiestas que se celebran, ¿cuál le gusta más?

La Navidad. Es la fiesta de la Buena Nueva, de la esperanza y se disfruta en familia. A nivel scout porque tiene lugar la venida de la Luz de la Paz de Belén que es uno de los gestos más bonitos que hacemos los scouts del mundo. Repartir la luz por todos los rincones de la tierra como símbolo del nacimiento de Jesucristo y como mensaje de Paz.

Si tuviera que poner un ‘punto negro’, ¿cuál sería?

Creo que a los jerezanos nos gusta demasiado las medallitas, además sin doblar la espalda, que tiene más delito. Y creo que los líderes, sean del ámbito que sean y no sólo los políticos, deben aprender a ser quienes más trabajen y no quienes den más ordenes. Así es como se consigue el respeto de los demás, que es mucho más importante que la foto en primera línea.

Su rincón favorito de Jerez es…

La casa de mis padres.

Susana Domínguez, presidenta de Jerelesgay, dejó la pasada semana una pregunta para usted: ¿Qué opinión le merece que aún haya jóvenes que sufran acoso por homofobia? ¿Qué labor podrían hacer para ayudarnos a erradicar esta lacra?

Cualquier tipo de acoso debe ser erradicado. Nadie debe ejercer ningún tipo de violencia, aunque sea psíquica sobre ninguna otra, porque es la base para la convivencia. El movimiento scout católico pretende formar hombres y mujeres con una escala de valores en la que la tolerancia tiene un papel fundamental.

La próxima semana se entrevista a Rocío Domínguez, decana de la Facultad de Derecho de la UCA, ¿qué le preguntaría?

¿No cree que, en ocasiones, lo “políticamente correcto” entorpece la justicia?