En el Grupo Scout Iter “aprenden qué es lo realmente importante en la vida” según el monitor Fernando Pascual. Y lo mejor de todo: lo hacen jugando.

El Grupo Scout Iter de Nazaret pertenece al Movimiento Scout Católico y forma parte tanto de la Federació d’Escoltisme Valencià como del Moviment Escolta de València. Depende económicamente de la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados de Nazaret, que les cede su local en la calle Fontilles nº 20, y trata de ofrecer “un complemento” a la educación que reciben los menores “en casa y en la escuela”.

“Trabajamos con valores”, cuenta Pascual, “al pasar por aquí se hacen mejores personas”, asegura. El monitor explica que enseñan a través del juego o el debate -según la edad- y gracias a la reflexión que motivan sus actividades. “La idea es que los chicos adquieran cierta trascendencia”, explica el monitor, “que reflexionen sobre las cosas importantes de la vida”.

“Jesús es nuestro referente, pero también lo son personalidades como Gahandi. Nuestra actividad no es estrictamente catolicismo”, explica. De hecho un chico de origen musulmán es scout y su incorporación no ha supuesto “ningún problema”. Acuden a misa un sábado sí, otro no.
Pascual hace hincapié en que los Scouts hacen una labor muy importante en Nazaret “alejando a los niños de la delincuencia” y destaca que sus programas educativos están pormenorizados “para adaptarse a la realidad de sus scouts”.

Para formar parte del Grupo Scout Iter los tutores de los pequeños sólo tienen que hacer frente a dos cuotas de 35 euros, una destinada a pagar un seguro y otra para cubrir los gastos de material. Pueden ponerse en contacto con el grupo a través de gruposcoutiter.blogspot.com.

Vía: Diario Las Provincias