Hace un siglo, feroces batallas se libraron al pie del Monte Piana en los Dolomitas italianos, al principio de la Primera Guerra Mundial.

Los 18.000 jóvenes soldados que perdieron la vida en ese lugar fueron honrados recientemente en el 2015 en la “Highline Reunión Monte Piana”, un evento que reunió a jóvenes de todo el mundo por su pasión compartida por la aventura y la práctica del highlining.

Desde la primera reunión organizada por los co-fundadores Alessandro d’Emilia y Armin Holzer, en 2012, los ávidos de emociones han sido atraídos hacia los Dolomitas cada año para disfrutar de la oportunidad de practicar Slackline entre los picos de las montañas, pasar el rato en hamacas suspendidas a cientos de pies de altura y encontrarse con personas de gustos afines.

Esta vez, sin embargo, el evento fue aún más conmovedor por el centenario de los combates cerca de Monte Piana.

Para recordar a los que murieron en el campo hace un siglo, Ticket to the Moon coordinó una sesión especial “Rainbow Warriors” como símbolo de paz y homenaje al pasado.

26 atletas se reunieron para cantar, reír, y recostarse en 17 coloridas hamacas colgadas a gran altura.

“Hace apenas cien años, los inviernos aquí se caracterizaban por las bombas, granadas, y mucho dolor”, explicaron d’Emilia y Holzer. “Nuestra idea era volver a experimentar el Monte Piana desde la amistad y la paz entre todos, acompañados de buenos sentimientos durante el día, y arrullados por el silencio mágico de la noche”.

Mirad aquí las impresionantes fotos del profesional Sebastian Wahlhütter.

 

¿Os podéis imaginar unos campamentos “colgantes”?

No podemos ni pensar cómo sería el momento de cocinar o de hacer las actividades…

Vía Cultura Inquienta