Pero el mercado laboral español decidió por él, obligándolo a aceptar un trabajo muy mal pagado si tenemos en cuenta su formación y experiencia.

Trabaja en marketing y diseño web desde junio por 1.000 € al mes en una presa instalada en Barakaldo.

Hace cuatro años ganaba el doble trabajando en un banco en tareas administrativas.

“Me las he arreglado para encontrar un trabajo de acuerdo con mis calificaciones, pero no está bien pagado”, dice.

“Sé que valgo más que esto, pero había tan sólo dos plazas para todo el País Vasco y cientos de candidatos”.

En gran parte de la zona euro, los jóvenes son los más afectados por el estancamiento de salarios, que se ve cada vez más como una amenaza a la incipiente recuperación de la economía.

Los jóvenes españoles han visto la mayor caída de salarios, así lo reflejan las estadísticas de desempleo.

El salario bruto anual medio de jóvenes de 20 a 24 años fue de un 15% menos en 2012 que en 2010, mientras que se redujo un 0,3% en los otros grupos de edad.

Además, los jóvenes tienden a ser contratados con salarios más bajos y con contratos de trabajo temporales.

Podéis leer el artículo completo en este enlace, con historias personales y más datos estadísticos.

Vía Bloomberg