Como parte de una visita a Scouts y Guías de los Grandes Lagos de África ( Ruanda y Burundi), Sébastien, responsable de cooperación internacional, viajó de Francia a Kenia para participar en el Día del Fundador.

Él mismo nos cuenta…

«Es posible que lo sepáis, pero Baden Powell viajó mucho durante toda su vida.

Al final de su vida, se estableció finalmente en Kenia, donde murió y donde está enterrado junto a su esposa, que murió 36 años después.

Así, la pequeña ciudad de Nyeri, en las montañas, a 150 km al norte de Nairobi, se ha convertido en un lugar de peregrinación para los scouts y guías de todo el mundo.

Especialmente para el Día del Fundador 22 de febrero.

Durante este día, las fiestas son geniales.

Scouts de Kenya organizan un encuentro con todos los scouts del país que dura 3 días, con competiciones deportivas, formaciones, diversos intercambios, etc.

A ellos se les suman, el mismo 22 de febrero, otros exploradores y guías, así como delegaciones extranjeras que viajan a Kenya especialmente para la ocasión.

Este año, yo soy uno de ellos.

Nos reunimos en la casa donde vivieron Baden Powell y su esposa y de allí empezamos una procesión hacia el cementerio.

Siguiendo el ritmo de una banda (integrada por scouts, por supuesto), cruzamos la ciudad bajo los ojos de los admiradores habitantes.

Como es tradición, los ramos de flores se colocan en la tumba y se hacen algunos discursos para recordar los mejores momentos de la vida del fundador del Movimiento Scout.

Durante varias horas se representan bailes, obras de teatro, discursos, canciones… y también se reservan momentos para la meditación personal.

Tuve la oportunidad de tomar la palabra para expresar mi honor de participar en esta ceremonia, así como para transmitir los saludos fraternales de la Asociación de Scouts y Guías de Francia.

Ahora, ya estoy de nuevo en la carretera, camino al aeropuerto donde me espera el vuelo de regreso a París.»

Vía Scouts et Guides de France