Participar de forma activa y comprometida en una organización juvenil ayuda a mejorar nuestras habilidades.

Entre las seis habilidades más requeridas por las empresas, cinco se trabajan y desarrollan en cualquier organización juvenil, los Grupos Scouts una de ellas.

De esta forma, la capacidad de comunicación, de trabajo en equipo, de toma de decisiones, de organización y de seguridad en un mismo son las habilidades más valoradas por los equipos de recursos humanos.

Además, si se ha participado de alguna forma u otra en actividades al extranjero, aún se valora más positivamente, pues es un indicador de un buen manejo de idiomas.

La experiencia en organizaciones juveniles es de gran ayuda para conseguir los primeros trabajaos, cuando no se dispone de ningún título o de un recorrido en el mundo laboral.

“Este estudio -afirma Peter Matjašič, presidente del European Youth Forum- hace evidente la necesidad de una mayor inversión política y económica para garantizar la buena calidad de las organizaciones que trabajan en el ámbito de la educación no formal”.

Tenéis acceso al documento pinchando aquí.

Además, recordad que también tenéis a vuestra disposición un documento para traducir vuestras habilidades scouts al lenguaje empresarial.

Vía EuroScoutInfo