Durante el transcurso de la segunda guerra Boer, BP escuchó varias canciones en las múltiples lenguas africanas.

Se dice que, quizás, las impronunciables e incomprensibles (para nosotros) letras de estas canciones inspiraron la creación de “Ging Gang Goolie“.

Esta canción usa la técnica del gibberish, es decir, pronunciar las palabras tal cual suenan sin que tengan un significado real.

BP compuso la canción de esta manera con la intención de que los muchachos del Jamboree, todos procedentes de distintas partes del planeta, pudieran cantar la canción sin importar cuál era su lengua materna.

Por otro lado, la melodía está basada en un extracto de la Sinfonía Nº1 de Mozart, quien la compuso con sólo ocho años.

 

Unos años más tarde, Dorothy Unterschutz, responsable canadiense, inventó una historia para dar sentido a las palabras de esta canción.

Dorothy decía que había un “Great Grey Ghost Elephant” que vagaba por tierras africanas siempre después de la lluvia.

Los aldeanos creían que si el elefante caminaba alrededor de su pueblo, tendrían un año próspero.

Por el contrario, si el elefante cruzaba el pueblo, les esperaba un duro y largo año de sequía.

En la aldea de Wat-Cha llevaban tres años de mala suerte porque el elefante siempre cruzaba el pueblo.

Por eso, sus habitantes tramaron un plan: asustarían el elefante justo en el momento en que éste se dispusiera a entrar.

Y así lo hicieron.

Cuando el elefante se acercó, empezaron a cantar, primero “Shally wally” y después “Oompah, oompah” cuando el animal se alejaba.

Tuvieron tanto éxito que, los habitantes del pueblo empezaron a cantar “Ging Gang…” alegremente.

Vía Wikipedia y foto GS Sayela