En 1909 varias niñas exigieron un lugar para ellas en el Rally de Boy Scouts en Crystal Palace.

Ellas fueron las primeras propugnadoras del Movimiento, hablaron claro y desafiaron las normas y los convencionalismos de género de la época.

Fue en 1912 cuando Lady Olave, esposa del fundador del escultismo, Baden Powell, decidió crear un movimiento equivalente al que había promovido su marido pero, en este caso, para las chicas.

La Asociación Mundial de las Guías Scouts (AMGS) ha estado celebrando el centenario del Movimiento del Guidismo y Escultismo Femenino Internacional a lo largo de tres años, de 2010 a 2012.

Con este gesto ha honrado su historia y ha hecho más visible el movimiento.

Vía Asociación Mundial de las Guías Scouts