Las socioadicciones son trastornos de dependencia asociados a actividades que, en principio, no son perjudiciales.

Algunas de estas actividades, cuando a煤n no son adicciones, socialmente son consideradas como positivas: hacer deporte, pertenecer a un grupo, etc.

Se convierten en adictivas cuando la persona no puede dejar de realizar esta conducta y pierde el control.

Entre las socioadicciones vinculadas con las relaciones personales, podemos distinguir entre las dependencias grupales, sectas, grupos culturales, pol铆ticos, y las interpersonales, como la dependencia emocional a la pareja.

En un primer estadio, el objeto de dependencia proporciona seguridad y bienestar, pero progresivamente va anulando la persona adicta hasta perjudicarla a nivel psicol贸gico, social y a veces tambi茅n econ贸mico.

A continuaci贸n se enumeran algunas de estas adicciones:

La adicci贸n al juego o ludopat铆a es la necesidad irrefrenable de apostar dinero.

A menudo, la persona gana algunas veces, de modo que desarrolla una falsa sensaci贸n de control que lo motiva a seguir apostando.

Internet, m贸viles y videojuegos permiten disfrutar de una estimulaci贸n visual, auditiva y cognitiva muy potente.

Esto atrae a personas que necesitan emociones constantemente, personas sedentarias y tambi茅n aquellas inseguras o introvertidas que evitan, a trav茅s de chats o similares, los riesgos de la vida social.

La laborodependencia, adicci贸n al trabajo, suele afectar a personas con dificultades con sus relaciones afectivas, que centran toda su energ铆a en el trabajo, 谩mbito que mejor controlan.

Esto les lleva a pensar que controlan su vida.

Por lo que hace al uso de servicios u objetos, destaca la dependencia al m贸vil, a la televisi贸n (como por ejemplo series) y a las compras compulsivas (onioman铆a).

La vigorexia u obsesi贸n para conseguir un cuerpo perfecto obliga a la persona a dedicar muchas horas al ejercicio f铆sico, sinti茅ndose profundamente deprimida cuando percibe la m谩s m铆nima imperfecci贸n en su cuerpo.

Por lo que hace a los factores de riesgo de desarrollar una adicci贸n, cabe destacar el malestar psicol贸gico, la falta de relaciones afectivas satisfactorias o la vulnerabilidad de la persona.

Se dice que las adicciones funcionan como anestesia delante de聽sentimientos dolorosos que la persona no puede tolerar (insatisfacci贸n vital, p茅rdidas dolorosas, experiencias traum谩ticas no superadas…).

Por tanto, para superar una socioadicci贸n, tambi茅n es importante mejorar en todas aquellas dificultades que permitieron que la adicci贸n llegase a controlar la vida del adicto.

V铆a Revista Estris y foto