Si algo nos caracteriza es que nos encanta preparar la mochila, cargar la tienda e ir por ahí a disfrutar de unos días en la naturaleza en buena compañía y cultivando los valores scouts.

Es tanta la emoción que sentimos ante un planazo como este que a menudo olvidamos algunas “normas” básicas.

Así pues, para que nuestra excursión o campa sea tranquilo y seguro,…

Si bien alistar la mochila con algunas cosas, tomar la casa de campaña y salir a disfrutar de la naturaleza es toda una aventura y algo increíble, sin embargo hay muchos errores que deben ser evitados para que el campamento sea tranquilo y seguro.

1. Evita colocar la tienda de campaña sobre el lecho de un río, aunque este se encuentre seco.

Sin duda este es un grave error, porque en cualquier momento puede cambiar el clima y si llegara a caer una tormenta… ¡el agua vuelve a su cauce!

Y esto, sin duda, es bastante peligroso, ya que todo puede ser arrastrado por la corriente.

2. Antes de salir de campamento revisad y probad la tienda.

¿Cuántas veces hemos tenido que improvisar unos palos con las ramas de los árboles?

¿O agujerear la lona de la tienda para poder clavar la piqueta?

¿O tapar un agujero con un mísero trozo de precinto?

Es bastante importante conocer el equipo con el que contamos para evitar este tipo de situaciones.

No dudamos ni de nuestras habilidades ni de nuestro ingenio, pero mejor lo dejamos para situaciones imprevisibles.

3. No inventéis rutas ni acortéis el camino sin estar seguros.

¿Por qué creéis que existen los caminos marcados?

Pues porque los profesionales seleccionaron estas rutas por ser las más adecuadas.

Muchos de los accidentes ocurren por no conocer el camino.

Además, cuanto más te alejes del sendero, más complicado será localizarte en caso de accidente.

4. Lleva suficiente comida.

¡No seáis rancios!

Esto de la comida, curiosamente… ¡nunca es suficiente!

No esperéis convertiros en hombres prehistóricos cazadores recolectores.

Mejor ir preparados con unos buenos bocatas, frutos secos, fruta, chocolatinas, agua…

Llevad siempre un poco más de comida de la que prevéis que necesitaréis.

5. Y ya que hablamos que comida: jamás, ¡jamás! probéis hongos o plantas sin conocer realmente qué especie son.

6. Tensa bien la tienda de campaña.

De esta forma evitaréis que el viento la tire o la mueva y lo más importante, evitaréis que se filtre el agua por las paredes.

8. No te hagas el héroe.

Lo que ocurre en televisión está meticulosamente pensado, calculado, preparado, ensayado.

Y la vida real transcurre en vivo y en directo, sin posibilidad de ensayo.

Muchas de las cosas que pasan en los programas de supervivencia de televisión no deben ser imitadas

9. Avisad de vuestra ruta.

Quizá esto os resulte absurdo, o de niños pequeños.

Pero imaginad que estáis por ahí y sufrís un accidente y os falla em móvil.

¿Cómo pedís auxilio? ¿Cómo os encontrarán?

Si habéis planeado la ruta y alguien está informado de ella, tendrán algunas pistas para empezar la operación rescate.

10. Estad atentos a la previsión meteorológica.

No es plan de ir a hacer la excursión de nuestra vida si se prevén tormentas, por citar algún ejemplo.

Además, también en función del clima nos equiparemos de una forma u otra.

Utilizad ropa adecuada y llevad siempre algo de abrigo y de recambio.

 

Vía Revista Azimut