Promover el movimiento scout, conmemorar su 35º aniversario y rendir homenaje a la figura de Félix Murga -fundador del grupo en 1977 y fallecido hace ya once años-, fueron los principales objetivos del programa de actividades organizado por Aisia Eskaut Taldea, de Amurrio, para las jornadas del 12 y 13 de octubre.

La primera iniciativa que proponían era pasar parte del fin de semana descubriendo y viviendo desde dentro lo que es el escultismo a través de dos excursiones.

La cita fue a las 10.00 horas del viernes para dirigirse hacia el camino del barrio a San Roque.

Los mayores se dirigieron hacia Peña Negra para visitar el haya plantada en honor a Félix Murga y el destino de los más pequeños fue la localidad de Luiaondo.

Ya por la tarde, todos los participantes se volvieron a reunir en San Roque para acudir a pernoctar en el antiguo colegio de los Alemanes.

El centro neurálgico de la actividad festiva del sábado fue el parque municipal Juan Urrutia, que acogió, durante la mañana, juegos, talleres y tiendas de campaña.

Además, al mediodía se celebró un oficio religioso en la ermita de San Antón en honor a Félix Murga, una misa scout para recordar y transmitir quién era a los que no le conocieron.

“Un acto abierto a todo el pueblo, porque los scout no somos los únicos que le echamos de menos”, explican.

Después, y para poner punto y final al homenaje, se colocó una placa conmemorativa en nombre y memoria de Félix en la ermita.

Durante el día, y gracias a la colaboración de la sociedad Aztarna, se volvieron a abrir las puertas del museo etnográfico Félix Murga que contiene una amplia exposición de cerámica que él mismo recopiló y clasificó.

Vía Deia