Con esta experiencia buscan descubrir otras realidades y culturas, así como prestar un servicio a personas necesitadas. De esta forma, creen que “la mejor manera de sensibilizarse con los problemas de nuestro mundo es ayudando”.

El campo de trabajo durará dos semanas, desde el 5 hasta el 20 de julio.

Y es que en Rabat van a ayudar en diferentes proyectos:

  1. En el orfanato público Lalla Meryem con los niños y niñas del centro (muchos de ellos discapacitados) realizando actividades lúdicas y de entretenimiento.
  2. La escuela de discapacitados de Temara, sostenida por la asociación italiana Ai.Bi. (Movimiento di Amici dei Bambini). Aquí colaborarán en las tareas educativas y lúdicas del centro.
  3. El centro para inmigrantes de la institución marroquí Fondation Orient-Occident. En él llevarán a cabo actividades lúdicas con niños y darán clases de castellano a jóvenes y adultos.
  4. Durante su estancia se hospedarán en un convento de monjas de la capital muy cerca de los centros donde trabajarán. Pero no todo será trabajo: los fines de semana librarán para hacer turismo, interactuar con scouts marroquíes y ver este fantástico país.

Y por si todo esto no tiene mérito el viaje de los Trebeak ha sido financiado por ellos mismos. Para esto, a lo largo del año han recaudado fondos vendiendo papeletas de sorteos (como el Sorteo Scout de San Jorge), ayudando en casas y montando un mercadillo solidario en San Nicolás.

Sin duda una bonita experiencia la de sumergirse en un país con otra cultura y lengua distintas, más aún para ayudar a gente.

No es la primera vez que se llevan a cabo proyectos como este en nuestra diócesis de Euskalerriko Eskautak Bizkaia.

En 2010 los respectivos Trebeak -ahora ya son responsables- también colaboraron en el mismo campo de trabajo.

Según estos, fue una “experiencia muy enriquecedora y gratificante en la que abres los ojos y te das cuenta de que no todo el mundo tiene la misma suerte ni las mismas oportunidades que nosotros. Te hace valorar más lo que tienes”.

Además tuvieron la suerte de visitar el Jamboree de África, es decir, un campamento conjunto con grupos scouts de un continente entero.

Los Trebeak del Grupo Scout Eskubeltz seguro que se llevan un buen recuerdo y les esperaremos el 21 de julio en el campamento con los brazos y oídos abiertos para escuchar anécdotas, que seguro que las habrá.

¡¡Buen viaje!!

Vía Eskubeltz Eskaut Taldea