No siempre se puede asistir al completo a un evento como la JMJ ya sea por trabajo, estudios, etc. Hoy hablamos con Luís de Álvaro “Choro”, Responsable de Formación de Scouts de Segovia MSC, que vivió el viernes pasado un día completo en la JMJ. Así nos cuenta como fue la experiencia de pasar 24 intensas horas en el evento mundial.

¿Cómo fue tu día en la JMJ?
Muy bien. Por la mañana estuve en el Campamento Internacional Scout, me gustó mucho como estaba montado aunque en el momento en que me acerqué no había mucha gente ya que los voluntarios estaban trabajando. Aun así pude charlar con algunos scouts y comprar en la tienda de Scouts MSC la pañoleta de los voluntarios y algunas cosillas más.

Por la tarde estuve en Recoletos viendo los pasos, en los rezos con los de Taize y en el Vía Crucis. En todos estos eventos vi muchas pañoletas y eso es buena señal, la labor de Scouts MSC ha sido buena. El detalle de la pañoleta de voluntarios me pareció muy acertado, da imagen de unidad y eso de cara al exterior es muy necesario.

¿Qué te llamó la atención de la JMJ?
Me sorprendió la diversidad existente, lejos de la imagen que se pueda tener sobre que solo asistieron católicos de ideas conservadoras. Lo cierto es que juntar a un millón y pico de jóvenes para hacer catequesis, rezos y eucaristías es todo un mérito. En Madrid hice un experimento; ir con el uniforme scout y la pañoleta. Los extranjeros me saludan y muchos me paraban para preguntarme cosas sobre la organización. Además me sorprendió gratamente la limpieza, fue un ejemplo.

¿Qué conclusiones has sacado de tu día allí?
Ahora, una vez en casa, me hubiera apetecido llevarme a un grupo de rutas para que lo vieran y aprovechar la experiencia. Que viesen que la Iglesia no es un edificio del S.XVI lleno de mayores, que es una religión dinámica y joven. Lo comparo con el Jamboree, que a un pionero le cambia la visión del escultismo, la JMJ ha sido igual. Además hubo detalles scouts que me gustaron: por ejemplo, en el Vía Crucis, cada paso era una invitación al servicio. Vincularlo con el evangelio me pareció una gran idea.

De cara al futuro será muy útil…
Me quedo con proyectos que se pueden hacer y creo que esa es la idea, haber cogido fuerzas para trabajar en cada diócesis, creo que somos los encargados de ello siendo jóvenes. Este año espero trabajar con más energía temas como la Luz de Belén.