Bien sabemos los scouts que educar va más allá de enseñar a sumar, leer y escribir; todos los niños y niñas tienen ante ellos un mundo por descubrir y aprender.

Para estar más cerca de la realidad de cada uno de sus alumnos, una maestra de una escuela pública de Denver (EEUU), Kyle Schwartz, ha inventado unos simples pero necesarios deberes.

Ni textos a leer, ni listas de multiplicaciones; los alumnos se van a casa con una frase igual para todos: “Me gustaría que mi profe supiese…”.

Cada alumno da su respuesta según lo que necesitan explicar.

La iniciativa se dio a conocer a través de las redes sociales mediante el hashtag #Iwishmyteacherknew y gracias a eso, muchos profesores han empezado a aplicarla.

 

Aquí van algunas de las respuestas de los alumnos:

Me gustaría que mi profe supiese que no tengo amigos que jueguen conmigo“.

Me gustaría que mi profe supiese que a veces no tengo la libreta de lectura firmada porque mi mamá no pasa mucho tiempo conmigo“.

Me gustaría que mi profe supiese vietnamita porque así sabría palabras y canciones que he olvidado“.

Me gustaría que mi profe supiese que pone demasiados deberes de matemáticas“.

Me gustaría que mi profe supiese que mi diente se mueve porque se va a caer en dos días“.

 

¿Alguna vez habéis realizado una actividad similar en los scouts?