Él es Felizardo José Antonio Hihanguelua, scout del país africano de Angola.

En este vídeo nos cuenta, en menos de 2 minutos, cómo el escultismo dio un giro de 90º a su vida.

Tenía 15 años y creía que todo estaba perdido cuando apareció un amigo que le abrió las puertas a su Grupo Scout…

“A veces una derrota puede ser una oportunidad para aprender y ser aún más fuerte”.