Más de 776 millones de adultos en el mundo son analfabetos y por lo menos 75 millones de niños no pueden ir al colegio, según ha afirmado Manos Unidas con motivo de la celebración del próximo Día Internacional de la Alfabetización el día 8 de septiembre.
Para la ONG, los índices de absentismo y de abandono escolar son “proporcionales al nivel de pobreza de las familias”, y recuerda que la alfabetización es un derecho humano “esencial para el desarrollo, sin el que no sería posible cumplir ninguno de los Ocho Objetivos del Milenio”.

“Está demostrado que la educación contribuye a reducir los índices de mortalidad infantil, a conseguir la igualdad entre hombres y mujeres y a asegurar el correcto funcionamiento de las instituciones y con ello, la democracia y la paz”, señala Manos Unidas.

Asimismo, asegura que la posibilidad de leer o de comprender los documentos escritos (analfabetismo funcional) está “intrínsecamente relacionada con la erradicación de la pobreza y con el desarrollo de los pueblos y sociedades”.

Por su parte, la ONG Intervida recordó este lunes que uno de cada cinco adultos en el mundo no sabe leer ni escribir, así como que, en total, 776 millones de personas en el mundo no están alfabetizadas.