¿Alguna vez os habéis planteado si tiene mucho sentido hablar del “color carne” o “color piel”?

La piel tiene tantísimos colores…

¿Os lo habéis planteado alguna vez?

Seguramente muchos de nosotros nos habremos referido de esta forma a un color difícil de definir.

¿Cómo os referís a este color salmón, rosáceo, marrón claro, casi-blanco…?

Convivimos en la diversidad, algo muy positivo, pues de ella aprendemos.

Pelos largos, cortos o directamente sin pelo; pieles de distintos tonos; ojos de mil colores y tamaños; maneras de vestir y de cocinar y de hablar y de bailar distintas.