Tratar de cambiar la sociedad tomando conciencia de que otra forma de cuidar el patrimonio es posible.

Bajo esta premisa, treinta jóvenes pertenecientes al grupo scout del colegio Calasanz han realizado durante las últimas semanas un rally fotográfico con el objetivo de denunciar el mal estado de algunas infraestructuras de la ciudad.

“Tomamos como ejemplo la sección Foto Denuncia de La Gaceta y los chicos fotografiaron las deficiencias que encontraron en el mobiliario urbano”, explican Carlos, Javier y Gabriel, responsables de la actividad.

“En nuestras fotografías hemos querido mostrarle a la gente que es esencial respetar los lugares públicos porque son propiedad de todos”, indica Ángela, una de las jóvenes participantes.

Los responsables de la actividad tuvieron muy claro desde el principio que la actividad debía inculcar valores sobre la importancia de cuidar el medio ambiente a los participantes, chicos y chicas de entre 11 y 14 años.

Para ello, se reunieron durante varias semanas y pusieron en común diferentes puntos de vista.

“Creo que nos ha ayudado a cuidar más la ciudad porque Salamanca, como culta que es, merece ser respetada”, puntualiza Benito, otro participante.

Vía La Gaceta de Salamanca