Antes de comprar una prenda (o cualquier producto) puedes preguntarte si realmente la necesitas, qué uso vas a darle y cuáles son las mejores opciones (tipo de tejidos, durabilidad, comodidad…).

A continuación proponemos una lista de preguntas que te puedes hacer antes de “ir de compras”:

  • ¿Necesito lo que estoy a punto de comprar?
  • ¿Quiero satisfacer un deseo?
  • ¿Estoy eligiendo libremente o es una compra compulsiva?
  • ¿Tengo otros productos iguales en casa?
  • ¿Cuando lo usaré? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Cuánto me durará?
  • ¿Podría pedir a un amigo o familiar que me deje uno igual?
  • ¿Puedo pasar sin ello?
  • ¿Podré mantenerlo, limpiarlo o repararlo yo mismo/a?
  • ¿He buscado información y he comparado con otras prendas?
  • ¿Me he informado sobre quién ha hecho el producto y cómo lo ha hecho?

Vía Guía para vestir sin trabajo esclavo