Por segundo año consecutivo, Scouts Católicos de Andalucía MSC celebra la actividad #ScoutsPorlaPaz. Será este fin de semana y han preparado una serie de materiales para trabajar en los grupos, además de diversos actos para reivindicar un mundo en paz.

Podéis descargar los materiales en este enlace.

Os dejamos a continuación el manifiesto que aprobaron este año en su asamblea general:

Desde Scouts Católicos de Andalucía, al igual que una gran parte de la sociedad, queremos sumarnos a los mensajes de apoyo y solidaridad hacía todas las personas que huyen de sus países a causa de la guerra, la violencia y las persecuciones.

Ante semejante crisis humanitaria, solo podemos rechazar, una vez más, la violencia y luchar por la vida de todas y cada una de las personas, una vida digna y en paz. La única forma de evitar que las personas deban abandonar sus países, su tierra y su familia es poniendo fin a los conflictos armados, a la violencia por motivos políticos y religiosos, fomentar la igualdad entre culturas, apostar por el diálogo y promover una sociedad más justa.

Creemos que es el momento de abandonar prejuicios y estereotipos, huir de los fanatismos y recapacitar. Olvidar que son números en un reparto entre Estados y recordar que son padres, madres e hijos, familias enteras, personas.

Por otra parte, es conveniente no caer en modas y lo que se denomina como temas de actualidad, ya que existen infinidad de conflictos olvidados, en los cuales decenas de miles de personas se ven forzadas a abandonar sus hogares. Familias que ponen en grave peligro su vida, expuestas a condiciones especialmente adversas, que deben luchar con las fronteras naturales y políticas en busca de paz.

Entre todos, debemos seguir luchando por eliminar la desigualdad social y económica, debemos seguir trabajando por construir una sociedad más solidaria y unirnos para evitar el sufrimiento de millones de familias. A la vez, es fundamental dejar de lado la hipocresía de preocuparnos exclusivamente cuando nos afecta de forma directa y olvidarnos cuando suceden en otros lugares de nuestro planeta.

Quizás, debemos ser más solidarios y generosos que nunca, ofrecer una esperanza y dejar a un lado temores. Una vez más debemos estar unidos y listos para servir.

“Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui forastero y me recogisteis; estuve desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y fuisteis a verme”

Mt 25, 35-36

Aprobado en la Asamblea de Scouts Católicos de Andalucía el día 27 de septiembre de 2015