Mundialmente conocido como Hergé (pseudónimo formado con las iniciales invertidas de su nombre real), Georges Remi, es el creador del personaje de cómic más famoso de la historia: Tintín.

Lo que quizás es más desconocido es que su paso por los scouts influyó en su trabajo como dibujante.

Su personaje Tintín es mundialmente conocido; sin embargo, no fue su primer trabajo como dibujante, sino Totor, un personaje scout.

Ya adolescente, su ingreso en un grupo scout marcó profundamente su carácter y posibilitó sus primeros viajes a campamentos de España, Austria, Suiza e Italia.

Gracias a los scouts, Remi tuvo la posibilidad de comenzar a publicar sus trabajos, primero en la revista “Le Boy Scout” y, más tarde, en “Le Boy Scout Belge”, revista mensual de los scouts católicos belgas.

Hasta 1926, su trabajo consistió en ilustrar los artículos de la revista, pero en julio de aquel año creó su primera serie, “Totor, jefe de patrulla de los Abejorros”.

Fue el germen de lo que sería uno de los mayores éxitos editoriales de la historia, Tintín.

En el mes de Julio de 1926 Hergé publica su primera historia, Totor, y lo hace en la revista “Le Boy-Scout Belge”.

Sus historias de Totor aparecen por entregas.

Estas aventuras se reducen a presentar una desmesurada serie de correrías y persecuciones poco coherentes y creíbles.

En efecto, Totor (como el propio Hergé entonces) es un jefe de patrulla de la unidad de Rovers y Hergé aprovecha su entusiasmo por los indios, amamantado sin lugar a dudas en su movimiento, para enviar a Totor a América, prefigurando asi la historia de “Tintín en América”.

Vía Mundo Hergé