Del 30 de octubre al 1 de noviembre, 900 scouts franceses, entre pioneros, rutas y responsables, participaron en una peregrinación en la que, durante el camino, reflexionaron sobre el compromiso y la hermandad scout.

“Durante este viaje , te llevas tu vida donde estás”, dice Pierre, uno de los participantes que está a punto de comenzar la travesía de la bahía del Mont Saint-Michel.

Cada uno tiene ocho kilómetros para hacer un balance, para saber lo que estamos llamados a hacer.

Los caminantes siguen avanzando hacia el Mont Saint-Michel sobre la arena mojada.

Durante la marcha, algunos se aíslan a pensar, otros se plantean este camino como la oportunidad de discutir como el compromiso forma parte de los elementos fundamentales de la vida scout.

Otros ven esta peregrinación como la oportunidad de experimentar y fortalecer las relaciones con los compañeros de rama y de equipo.

Todo el mundo puede expresar su voluntad y sus ideas para ayudar a los niños a crecer.

Y entre las reflexiones, destacan aquellas que tienen que ver con el compromiso “Lo importante no es lo que haces, sino lo que quieres ser”.

Y todos ellos quieren ser.

Vía Scouts et Guides de France