Los chicos de Scouts Católicos de Castilla la Mancha cuentan cómo se desarrollan las primeras horas de JMJ.

“A ver, la canción es así, ‘¡vamos a ver al Papa, parra-pa-pa!'”. A Ignacio, 20 años, uruguayo, estudiante de Derecho, se le dan bien las masas. Ayer, en la puerta de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de El Pardo, dirigía los cantos festivos de varios grupos de peregrinos provenientes de Polonia, Uruguay, y Ecuador, que durante los próximos compartirán techo y comida en las instalaciones de la parroquia.

El ‘hit’ que más pegaba era sin duda la versión ‘benedictina’ del ‘Parapapapapa’ de Loona. Ambiente de fiesta en un pequeña torre de babel en la que se habla inglés y español, paradigma de lo que ocurre en cientos de iglesias, colegios e instalaciones deportivas de Madrid que dan cobijo estos días a miles de peregrinos provenientes de todo el mundo.

¿Quieres saber más? Haz click aquí.