Cuando vamos a alta montaña nos enfrentamos a un clima extremo, de viento, lluvia y en muchos casos nieve.

Es por eso que tendremos que disponer de diversas capas de ropa para protegernos.

Generalmente se utilizan 3 capas de ropa:

  • Primera capa: camiseta y pantalon que van pegadas a nuestro cuerpo. deben ser telas térmicas, que nos dejen transpirar, por lo que se recomiendan tejidos Polartec 100, Lycra, Thermastat, Capilene o Dryflo.
  • Segunda Capa: prendas diseñadas para atrapar nuestro calor corporal y así evitar pasar frío, además de ser térmicas y transpirables. El forro polar es una buena prenda que reúne estas características.
  • Tercera capa: Cuando las condiciones climáticas son severas, tendremos que usar esta última capa, ya que su función es protegernos del viento, la humedad y la lluvia. Deben ser impermeables, térmicas y que nos permitan transpirar.

Además de esto, debemos tener en cuenta el uso de accesorios cuando sea necesario, como guantes, gorro, crampones, polainas, botas adecuadas…

Vía Revista Azimut