Tres son los aspectos de la vida  tratados sobre esta cuestión esencial para el futuro de nuestro planeta y de la humanidad:

  • el medio ambiente
  • la sociedad
  • y la economía.

El Movimiento Scout Mundial, miembro del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas desde 1947, aporta respuestas sobre la base de que su misión es “educar a los jóvenes a desempeñar un papel activo en la sociedad”.

Fiel a la visión de Baden Powell, el Movimiento Scout cree que el desarrollo humano no es posible sin personas que se dediquen y asumir la responsabilidad.

El desarrollo sostenible es uno de los principales retos de el mundo de hoy.

La relevancia del último mensaje de BP, dejar el mundo en mejores condiciones del que lo encontramos, también se encuentra en la definición utilizada por las Naciones Unidas que afirma que el desarrollo sostenible ha de responder a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para responder a sus necesidades.

Por esta razón el Movimiento Scout inicia a los jóvenes en el descubrimiento del medio ambiente y en aprovechar sus recursos sin ponerlo en peligro o destruirlo.

Mediante la aplicación de los principios fundamentales que de la Ley y la Promesa, los Scouts pueden responder al desafío presentado por las Naciones Unidas con el fin de construir el futuro sin dejar de respetar el medio ambiente y participar en la sociedad.

Vía Scout.org