Como siempre decimos, esperamos que nunca tengamos que tirar de este recurso que hoy os presentamos.

Pero, aludiendo al famoso “porsiaca”, nunca está de más tener herramientas que nos puedan ser útiles.

¿Qué pasa si os perdéis en la montaña y os encontráis en una zona inaccesible por tierra?

¿O si hay una inundación en vuestra ciudad y os encontráis encima de un tejado?

¿O si os encontráis en una isla desierta y perdida en medio del Pacífico?

¡¿Qué hacemos?!

A parte de silbar, sonreír y cantar (por aquello de que un scout sonríe ante las dificultades), nos comunicaremos con el helicóptero que acude a nuestro rescate mediante las siguientes señales:

señales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero no llamemos al mal tiempo, nada de esto tiene por qué pasar si somos cautos y tomamos las precauciones necesarias.

Vía Ayuda para scouts