1. Comienza con una hoja de papel cuadrada.

2. Dobla el papel por la mitad, formando un rectángulo. Asegúrate de hacer bien los pliegues.

3. Desdóblalo y dóblalo por la mitad hacia otro lado.

4. Desdobla tu rectángulo. Dale vuelta al papel y dóblalo por la mitad en forma de triángulo. Debes poder ver la parte de atrás del papel. Desdobla y repite el paso en la otra diagonal.

5. Desdobla tu papel y vuélvele a dar la vuelta. Deberías ver que los pliegues diagonales crean formas de “valles” y los pliegues perpendiculares crean formas de “montañas”.

6. Junta las esquinas. Permite que los pliegues en forma de valle se junten en el centro.

7. Alinea el cuadro. Al aplanar dos lados opuestos, debes formar un cuadro que debe estar abierto en la parte inferior. Asegúrate de que tu cuadro esté rotado de manera que la abertura esté en la parte inferior, como se muestra en la imagen.

8. Lleva la esquina derecha de la solapa superior hacia el pliegue del medio, de modo que el borde en la parte inferior derecha se alinee con el pliegue.

9. Repite esta acción en la izquierda, de modo que la parte superior se vea como una cometa.

10. Dobla hacia abajo la esquina superior para que el pliegue descanse al largo de la línea horizontal creada en los dos pasos anteriores.

11. Desdobla. Al hacerlo, volverás a tener un cuadro con una abertura viendo hacia abajo.

12. Toma la esquina inferior del cuadro y empieza a doblarla a lo largo del pliegue horizontal que hiciste en los dos pasos anteriores.

13. A medida que vayas doblando,nota los cuatro pliegues diagonales en el interior que hiciste antes. Tendrás que invertir los dos pliegues en la solapa superior. Para invertir un pliegue, dóblalo en la dirección opuesta a la que se doblaría naturalmente.

14. Lleva los bordes exteriores hacia el centro y aplánalos, de modo que termines con un diamante.

15. Dale vuelta a tu papel y repite los cinco pasos anteriores.

16. Dobla las orillas hacia el pliegue central.

17. Repítelo en el otro lado.

18. Dobla la solapa derecha hacia la izquierda (en la misma forma que le darías vuela a la página de un libro). Da la vuelta y repite en la parte de atrás.

19. Toma la punta inferior de la solapa superior y dobla hacia la esquina superior. Dale la vuelta y repítelo en el otro lado.

20. Dobla la solapa derecha hacia la izquierda (de la misma forma que le darías vuelta a la página de un libro). Dale la vuelta y repítelo en la parte de atrás. Ahora, la cabeza y la cola se encuentran en medio de lo que se convertirá en las alas.

21. Dobla las alas hacia abajo para que estén perpendiculares al cuerpo, la cabeza y la cola.

22. Dobla la punta de la cabeza hacia abajo.

23. Hala la cabeza y la cola hacia afuera de modo que queden alineadas con los bordes exteriores del cuerpo.

24. ¡Trabajo finalizado!

Vía WikiHow