Como responsables scouts tenemos que tener siempre la bombilla de las ideas encendidas.

Preparar cada sábado, cada excursión, los campas…

Aquí va una experiencia sobre cómo surgió una buena idea.

 

Es habitual que en los equipos de monitores y monitoras, de una gran locura surja una gran idea para el grupo.

Y así pasó en Goizale.

Estábamos de fin de semana de inicio de curso con el equipo y entre anécdotas, risas y videos de YouTube empezamos a hablar de un peliculón que fuimos a ver al cine en una noche de verano: Madagascar 3.

Empezamos a rememorar puntos de humor, bailamos, cantamos el famoso “yo quiero marcha, marcha” y en ese preciso momento salió, llegó esa idea que luego se convertiría en una auténtica actividad viable y bonita para la salida conjunta de todo el grupo que teníamos prevista.

Nada más ni nada menos que toda una hazaña y un reto: meternos en el papel de Marty, Alex y demás cuadrilla.

La verdad que la idea era buena, pero no veíamos cómo podíamos aplicarla, ni qué actividades podríamos hacer, así que empezó una ardua tarea de investigación sobre el circo y los personajes entrañables de Madagascar.

Sorprendentemente, hallamos un montón de documentación sobre la labor pedagógica y educativa que tiene el circo (talleres, actividades, ejercicios, etc.).

Vimos que eran actividades completas, que cubrían un montón de objetivos y que todo aquello tenía que ver con nuestro ideario y nuestro estilo de vida.

Así que le dimos forma a ese popurrí de información y aquí tenéis nuestra aventura particular, AFRO CIRCUS, basada en aquella idea loca y en la película de Madagascar 3.

Esperamos que disfrutéis (como lo hicimos nosotxs), que os guste y que saquéis de ella ideas y herramientas educativas para vuestra labor diaria.

Vía Goitibera