Adrián Fuente, coordinador y monitor del grupo, afirma que “este es un año muy ilusionante para todos los que formamos Eskubeltz: monitores, chavales, padres, madres, exmonitores… ”.

Desde el curso pasado, una comisión lleva trabajando en todas las actividades para expandir por el municipio su forma de “ver, pensar y hacer eskaut”.

La primera de todas ellas será una exposición que recogerá 25 fotografías representativas del estilo eskaut.

Entre ellas, no faltarán momentos de campamentos, excursiones o acontecimientos históricos del grupo.

El lema del aniversario es Koloreak Zabalduz (Expandiendo los colores) que representa, precisamente, la vitalidad, el compromiso social y la alegría que caracterizan a los eskauts.

Aprovechando esto y sin dejar de lado su tarea educativa, el grupo getxotarra ha puesto en marcha el proyecto social Koloreak Zabalduz en colaboración con varias asociaciones de la zona.

“Las acciones a realizar están dirigidas a diferentes sectores de la población y colectivos más olvidados.

Empezamos con ellas el pasado diciembre y tenemos previsto acabar a finales de curso”, matiza Iranzu Sedano, otra de las monitoras.

Lo “mejor” de todo es que será la “propia chavalería del grupo quien tomará la iniciativa y las llevará a cabo junto con la ayuda del monitorado”.

Desde hace unas semanas, Eskubeltz lleva recogiendo alimentos no perecederos, ropa y material escolar para Sahararen begiradak, una asociación getxotarra que trabaja con los refugiados del Sahara.

En las próximas semanas, para ayudar a satisfacer las necesidades de las personas en situación de pobreza, los Exploradores del grupo pondrán en marcha una recolecta de productos junto con el Banco de Alimentos de Getxo, gestionado por Sortarazi, en los diferentes supermercados de la localidad.

Los Pioneros programarán actividades conjuntas con la Plataforma de Inmigrantes de Getxo para conocer sus realidades y además, harán una recolecta de mantas para donar al centro de día de personas sin hogar del Puerto Viejo.

Por su parte, los Rutas colaborarán con una asociación con personas con enfermedades mentales.

Castores y Lobatos visitarán diferentes residencias de Getxo donde interactuarán y realizarán talleres con personas de la tercera edad.

Por último, todo el grupo colaborará con el Ayuntamiento de Getxo en una actividad medioambiental.

“Como la fiesta también forma parte del ser eskaut y todo no va a ser trabajar, Eskubeltz también ha organizado una gran fiesta para el 11 de junio”, informa Fuente.

Desde los más pequeños hasta los más mayores podrán disfrutar de actividades, tales como un rocódromo, zancos, talleres, pinta-caras, hinchables, competiciones de rana…

Después, se organizará una comida popular y por la tarde, espectáculos y romería.

A todo esto, habría que añadir el concurso puesto en marcha “Eskubeltz por el mundo”, que consiste en sacarse una fotografía en cualquier parte del mundo con la pañoleta, el signo visual de todo eskaut por excelencia.

Asimismo, este curso Eskubeltz también ha estrenado nueva página web donde se podrá seguir el día a día de las actividades del grupo: www.eskubeltz.eskaut.org.

 

Rodaje de un documental

De manera paralela, también se rodará un documental sobre la historia del grupo.

Esta iniciativa fue una de las cinco ideas premiadas en el concurso Wanted promovido por el Ayuntamiento de Getxo.

Por ello, tres monitores del grupo, Gonzalo Loza, María Roggero y Paul Pérez, recibirán una subvención para su producción y el estreno en un lugar emblemático de Getxo.

Por delante de las cámaras, pasarán diferentes personas vinculadas a Eskubeltz, tanto educadores, como chavales o padres y madres.

María Roggero, productora del documental, afirma que “aunque narre la historia y vida de un microcosmos, como es el del grupo eskaut de Algorta, muchas de esas experiencias y anécdotas podríamos extrapolar a otros grupos eskauts de Euskadi, que son más de 30”.

Además, de esa forma, cumplirán otro de los objetivos de la grabación, “mostrar al municipio la labor y servicio que ofrece el grupo al pueblo”, concluye Roggero.

 

Vía Eskubeltz Eskaut Taldea