Sin movimiento, no hay progreso.

Moverse, esto es lo que hacen precisamente los scouts de Austria.

Varios son los proyectos que tienen entre manos, pero quizás el que más sorprende es el que os vamos a explicar a continuación.

Están recorriendo 4.000 km en bicicleta para visitar los 308 grupos scouts de la asociación scout austríaca.

Empezaron en 2013 y la previsión es acabar el 4 de agosto, fecha que coincide con la apertura del Jamboree Scout Nacional.

Pero, un momento… ¡¿no tienen que ir a clase los scouts de Austria o qué?!

La cosa tiene truco.

Un truco que hace esta idea aún más especial.

Tan sólo es una única bicicleta la que está recorriendo el país, siempre la misma.

Funciona como una cursa de relevos, con la peculiaridad que, en este caso, el testimonio es la bicicleta.

Un scout de un grupo scout viaja con esta bicicleta hasta otro grupo scout.

De allí parte otro scout hasta otro grupo…

Y así van sumando quilómetros.

Actúan bajo una rigurosa planificación y comparten una página de Facebook donde todos los scouts participantes comparten sus anécdotas de viaje.

 

No sólo promueven hábitos saludables y respetuosos con el medio ambiente; también expanden y propagan el escultismo “¡hasta el infinito y más allá!”.

¿Os animaríais a hacer algo similar aquí?

Vía EuroScoutInfo