A pesar de la gran atención internacional que se concede en la actualidad a la protección de los menores, hay niños que están siendo maltratados en todos los países del mundo, que trabajan en condiciones peligrosas o son reclutados por las fuerzas armadas o grupos armados, que sufren la explotación sexual en las calles, que son obligados a contraer matrimonio demasiado pronto u obligados a vivir sin cuidado parental, según denunció este martes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
UNICEF también señala que la magnitud del problema deja claro que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) no podrán lograrse a no ser que se realice un progreso más rápido y decidido hacia la protección de los niños, y destaca que la cifra de menores expuestos a estas violaciones es profundamente inquietante.

Millones de menores aún están sujetos al tráfico de personas o no son registrados al nacer, por lo que carecen de la documentación necesaria para asistir a la escuela y acceder al sistema sanitario.

Millones más se enfrentan a la violencia o al abuso en su hogar, en su escuela o en su comunidad, a menudo por parte de los adultos encargados de su cuidado, denuncia en su informe sobre protección infantil.

“Una sociedad no puede crecer si sus miembros más jóvenes se ven forzados a contraer matrimonio siendo niños, si se abusa de ellos como trabajadores sexuales o si se les niegan derechos básicos”, afirmó la directora ejecutiva de UNICEF, Ann Veneman.

“Entender hasta dónde llegan los abusos de los derechos de los niños es el primer paso para construir un ambiente donde los menores puedan estar protegidos y tener la oportunidad de alcanzar su potencial”, añadió.

Fuente: EP Social