Horas preparando y pensando (驴esto les gustar谩? 驴Conseguir茅 transmitirles lo que pretendo? 驴Les servir谩?).

Despu茅s de estar 8 horas en clase como las dem谩s personas, vuelves al barrio y metes otras tres o cuatro prepar谩ndote聽聽para ellos.

Llegas a casa y tu padre te mira como si volvieras del after hour.

Que a ver qu茅 est谩s haciendo con tu vida perdiendo el tiempo por algo que no te sirve para ganarte el pan,聽que si est谩s agotada, que tienes ojeras, que esas no son horas de llegar a casa…

Miles de razones que te dicen que no deber铆as estar invirtiendo tu tiempo en esto, que podr铆as estar leyendo, saliendo de fiesta, estudiando, haciendo todo lo que ahora no tienes tiempo para hacer.

Y entonces, mientras subes a trabajar, en el barrio dos ni帽as se cruzan contigo y las ves cuchichear, re铆rse y volverse para saludarte.

A la amama de una le ha gustado mucho el v铆deo que se hizo en el barrio para la Korrika y la otra ya tiene ideas para la pr贸xima.

Son dos tonter铆as, pero es eso, ese algo no tiene precio.

Mil razones que te dicen que pares, que lo dejes.

Millones de sentimientos que te dicen que sigas, que vale la pena, que es lo que quieres.

Yo no llevo mucho tiempo en esto, por eso muchas veces cuando estamos todos juntos, en alguna reuni贸n, o incluso de fiesta (porque tambi茅n nos damos nuestros homenajes), miro a las personas que est谩n a mi alrededor y me pregunto:

驴Cu谩ntos a帽os llevar谩n en esto?

驴Cu谩ntas horas de reuniones, discusiones, caminatas, celebraciones, juegos, reflexiones, risas, canciones y vivencias llevar谩n a sus espaldas?

驴Cu谩ntos proyectos habr谩n empezado y cuantos se les habr谩n escapado?

Mis amigos y yo empezamos un grupo hace dos a帽os y jam谩s cre铆 que ser铆a capaz de sentirme tan motivada por algo, ni que ser铆a capaz de trabajar tanto.

Y ellos llevan aqu铆 a帽os, desde que tienen edad para hacerlo, y lo mejor de todo es que ahora formo parte de este colectivo de gente que no se queda sentada, que adem谩s de ser cr铆ticos son coherentes, se levantan del sof谩 e intentan cambiar las cosas.

Y puede que no cambien el mundo de golpe, pero persona a persona, barrio a barrio, ciudad a ciudad hacen que nos sintamos 煤tiles, que sintamos que podemos, de verdad, hacer algo para que este mundo que est谩 tan enfermo y tan pateado sea un sitio en el que queden ni帽as y ni帽os preocupados por la Korrika de dentro de dos a帽os.

Que quieran saber c贸mo vamos a arreglar los locales en los que van a pasar gran parte de su tiempo libre.

Que preguntan porque hay gente que no puede vivir m谩s tiempo en sus casas, que tienen claro que ellas y ellos son iguales, que reparten postales en los comercios del barrio para que decoren sus locales…

Eso quiere decir que en un futuro habr谩 j贸venes que quieran al euskera y que lo sientan suyo, que no permitan que nadie levante la mano contra una mujer, que sean capaces de construir, capaces de cambiar a otra mucha gente exactamente como hace dos a帽os hicieron conmigo.

As铆 que para todos aquellos que me dicen que estoy perdiendo el tiempo, que no merece la pena todo el esfuerzo que estoy malgastando, que lo deje y que me relaje en casa, les digo:

芦Ya tendr茅 tiempo de relajarme cuando no quede nada que hacer.

Pero de momento tengo un barrio que revive, tengo ganas de cambiar las cosas, de sentirme 煤til, de ver a las familias de mi grupo trabajar por ello, por el barrio en el que vivimos y sentir que hacemos del mundo un sitio un poquito mejor.

Llamadme sentimental.禄

Itsaso Inchausti,
responsable de Gozaldi

V铆a Goitibera

Los art铆culos de la secci贸n 鈥楾煤 opinas鈥 reflejan exclusivamente las opiniones de sus autores y no tienen porque coincidir con posicionamientos del Movimiento Scout Cat贸lico.