Tim Harris es el dueño de “El Lugar de Tim”.

¿Y qué tiene de especial este restaurante?

La felicidad que él obtiene de servir a la gente buena comida se complementa con su sello más distintivo: ¡Abrazos!