… ¡hacer renacer el escultismo en el país!

El movimiento scout de Myanmar fue realmente importante entre los años 50 y 60.

Myanmar es la antigua Birmania, un país del sudeste asiático gobernado por una dictadura militar desde 1964 que limita al norte con China, al sur con el mar de Andamán, al este con Laos y Tailandia, y al oeste con la India, Bangladesh y el golfo de Bengala.

Conocidos en aquel momento como ‘Union of Burma Boy Scouts’ (UBBS), fueron unos de los miembros fundadores de la Far East Regional scout Conference (hoy conocida como Asia-Pacific) en 1958.

Dos años más tarde, en 1960, los scouts de la UBBS se convertían en los anfitriones de la 2nd Far East Regional Scout Conference.

En esa época el escultismo era altamente conocido por sus servicios a la comunidad, que se llevaban a cabo tanto en zonas urbanas como rurales.

Sin embargo, el 1 de marzo de 1964, el escultismo y guidismo del país se disolvió a pesar de sus más de 90.000 miembros.

Actualmente, Myanmar es una de los poco países independientes que no cuentan con una asociación scout activa.

Pero a esta situación se le quiere dar la vuelta.

Hay mucha gente que cree firmemente en el escultismo y quieren recuperarlo.

El pasado mes de marzo se reunieron hasta 120 scouts en Yangon.

Un encuentro que contó con la sorprendente visita de el scout y guía más antiguos del país, de 88 y 84 años respectivamente.

Se vistieron con su uniforme y compartieron una velada llena de antiguas historias y planes futuros.

No faltan ni ganas, ni ilusión, ni ayuda internacional.

Todos los pasos se dan en la misma dirección: hacer crecer el escultismo en Myanmar.

Vía OMMS