El pasado domingo nos lo pasamos todos en grande.

Chavales, padres, monitores y cura nos fuimos ayer a pasar el día al merendero de Gorliz.

Mientras unos cuantos padres se quedaron en el merendero preparando la comida -unas patatas a la riojana, por cierto, que estaban buenísimas, enhorabuena a los cocineros- los demás nos fuimos a dar un paseo por la costa.

Nuestra intención era llegar hasta el faro pero nos quedamos en fa-.

El tiempo también nos acompañó así que pudimos disfrutar de un magnífico día en la naturaleza.

Después de comer, Javi se acercó y celebramos una pequeña oración. Para las 17:30 recogimos todo y pusimos rumbo al metro para volver cada uno a su casa.

Sin duda un día inolvidable para enmarcar en la historia del grupo.